Sunday, March 12, 2006

Date un respiro

10 de agosto de 2004. 15:30 de la tarde. Calor abrasador. Día.
Un tipo con pinta de kinki se acerca a mi kiosko de helados.
- Oye neng, ¿me das un kit kat?
Acierto de pleno. Por su chaqueta amarillo fosforito deduzco que está afiliado a los boixos nois. Se trata de un kinki del copón.
- Vale 1 euro -le digo.
- ¿Pero qué pasa neng, no me vas a invitar?
Yo también soy del extrarradio. En las afueras de Barcelona, todos los pringadetes que no tenemos las facciones de Javier Bardem sabemos 4 trucos básicos para que no te roben el bocata en la hora del patio. Es cuestión de echarle morro y hablar de forma más garrula que Belén Esteban. Le intento soltar el rollo:
- Yo te lo daría, pero eg que voy a comisión, y si me robas, no le robas a la jefa, sino que me robas a mi.
- Precisamente lo que quería era robarte a ti, pringao, y no a la jefa.- Normalmente funciona la táctica de ponerte de su bando e intentar ayudarle a robar a otro más desgraciao que tú; no en este caso. Se trata de un kinki profesional.
Intento hacerle entrar en razón.
- ¿Pero no ves que con este solano los kit-kats se medio deshacen?¿No prefieres un pirulo de fresa?
- ¿Pero de qué vas, neng? Yo no como pirulos. Pa’ chulo chulo, mi pirulo, que es de menta y alimenta.- Hemos topado con todo un poeta.
- Pues el kit-kat vale un euro.- Hemos venido a jugar y yo apuesto mis dos cojones al negro.
- Que no llevo pasta, neng. Mira, yo te dejo la chaqueta aquí como paga y señal, y cuando vuelva del Camp Nou te doy el euro.- Consejo nº 1: nunca aceptes la chaqueta de un kinki como paga y señal. Seguro que luego baja con su peña de pelaos y dice que le has robao la chaqueta.
- No – apunto yo.
Se desespera.
- Pues te dejo el DNI, tú me dejas el tuyo, me das el kit-kat, y cuando vuelva te doy el euro.- Consejo nº 2: nunca hagas tratos surrealistas con gente que lleva una chaqueta amarillo fosforito y la cabeza rapada.
- ¿Y el DNI también me lo devolverías? – me roneo.
Se cabrea.
- Pero neng, que soy de los boixos nois, y me he quedao con tu cara. Que te voy a quemar la caseta de helados.
- ¿Pero no ves que los helaos no prenden? Venga, que yo he sío del Prat. ¿Conoces al Goudan?- La mejor defensa es un buen ataque: te inventas un nombre que suene bastante desagradable y seguro que has acertado el mote de alguno de los más malo-malotes de toda la zona. Y si el sujeto intimidador no lo conoce, seguro que piensa que debe ser un malo-malote del ocho, si has sacado su nombre en tu defensa en una situación de riesgo como ésta.
- Mmmmmm... ¿el Goudan?....... (momentos de tensión en ambos bandos).......Sí, claro que lo conozco. Su novia es vecina de mi cuñado.- Su trola es mucho peor que la mía. Entre los dos hemos creado un personaje redondo, con personalidad, pasado y presente, digno de una canción de Melendi.
- Pues el Goudan es colega mío. Una vez salvé a su gato del ataque de una bandada de periquitos con cirrosis.
- Coño, eso se dice, neng. Entonces somos como primos hermanos, neng. Oye, cuando quieras te vienes con mis colegas al campo a ver el Barça-Madrid.
- Encantado.
- Y mira, me has caído bien. ¿Tú tienes novia? Mañana mismo te presento a mi hermana, que ya verás que es muy maja, y haceis muy buena pareja Consejo nº 3: corre si puedes. Si estás atrapado en un kiosko de helados, ¡dale el puto kitkat, que ya lo pago yo, coño!.

6 comments:

meirin said...

Ahora recuerdo que Güido, el capo de la mafia siciliana deportado a CPH también tenía un abrigo fosforito

ladywaltrapa said...

joder pero despues de todas las defensas y ataques le das el kit kat !!!!!??
Bueno por lo menos has ganado un amigo (y de los malotes, ojo) :)

Cattz said...

Ya que era mi cumpleaños, podías haberme regalado el kit kat a mí XD

meirin said...

El kitkat nunca se lo di. Cuando me presentó a su hermana se le bajaron los humos. Ahora pasa y me saluda. Si algun dia vienen a robarme otra vez, dire que conozco al Limones, un tipo con chaqueton reluciente que le gusta el chocolate.
Y los kitkat

Cattz said...

Perdona si hablé de forma confusa, mi cumpleaños era en tu historia, 10 de agosto de 2004, cumplí 25.
¿Puedo decir que fue la gripe y así me libro? XD

Bad-Girl said...

pero que chungooooooo, bien hecho!! hay que seguirles el juego a esa peña, como vean que les tienes miedo estás perdido, si señó. Por cierto ¿te sobra algún Kit Kat ?? ; )