Wednesday, June 28, 2006

Me gusta el fúrbol

Como era de suponer, la selección española ha durado menos en el Mundial que Pepe Navarro en la Primera.
En esta era de globalización es un poco ridículo que se compita en el mundial de fútbol por nacionalidades. Además, si Pernía y Senna juegan con España, la mitad de los jugadores franceses no son franceses, y el entrenador de Corea es tan asiático como el sushi envasado del Carrefour, no le veo ninguna lógica el seguir con este rollo.
Yo apostaría por la fórmula que se sigue en el patio del colegio: se eligen los capitanes, y que éstos escojan a los que quieren que jueguen con ellos.
Además, de los equipos que fueran quedando eliminados, se escogerían los 2 ó 3 mejores jugadores y se incorporarían a otro equipo de los que siguieran en la competición, sacrificando a aquellos que no dieron la talla. Así veríamos una final con los mejores jugadores del mundo, y no otra vez un Brasil-Argentina.
Porque estoy hasta las pelotas de ver cómo juegan Barthez, Simao o Gatusso, y me fastidia quedarme con las ganas de ver a Drogba, Ibrahimovic o Cesc. Porque Eto’o no tiene la culpa de que sus compatriotas sean unos patatas jugando al fútbol. Porque me parecen más interesantes los anuncios de Nike o Pepsi que el campeonato del Mundo.

3 comments:

Anonymous said...

ede~€421€qwpo´ñ`.e`dadwac-.ces`+`caawecaw4'asafvsa_¨_¨_^^L`-`ñ.`-`>^M>PO^>>P^=)0'9'0<-vaaaa

Sapastruja said...

Por lo menos no eres mexicano, ya que nuestra selección hizo un ridículo mayúsculo, y todavía son contratados los jugadores de esta selección para anunciar productos, que si te lo piensas un poco, sería mejor no consumirlos, no sea que te vayan a dejar tan turulato como ellos.
Yo por eso voy a votar por López Obrador.

Eulalia said...

Tu sistema me parece perfecto, pero - siento decírtelo - desaparecería toda la histeria, todo el folklore, toda la irracionalidad que conlleva un Mundial. Entonces nos quedaría un deporte como otro cualquiera, y ¿qué gracia tiene eso?...