Monday, October 23, 2006

Por una educación digna

- Mamá, quando me acave las medias lunas Codan, ¿podré cmer berdura?
- Cuántas veces te he dicho, Manolito, que comer sano es de pobres. Acábate eso, que se te enfría el bizcocho de chocolate.
- Jooo, mamá, siempre lo aces de xcolate. ¿No podrías hacerlo algún día de atún, aunk sea?
- Mira, Manolito, ya me estás calentando la cabeza. Acaba de cenar y vete a ver la tele, a ver si me dejas un rato en paz.
- Jooo. Es que sólo sale esa gente gritándose y...y...y... insultándose todo el rato. Ayer un calvo llamó a su ermano calvo tb, una palabra que empieza por hij... y acaba por ...uta. Yo kiero ver algún día un programa qlturaaal.
- No, hijo, que empiezan muy tarde.
- Pues... pues... pues una película con subtítulos.
- ¿Tu estás tonto, niño? A estas horas de la noche te vas a poner a pensar. Ponte una película de Disney y ya está.
- Jooo, mamá.
- Mira que me estás calentando, Manolito. ¿A qué te pongo el último disco de Edurne?
-No mamá, por favor. Te prometo k me como las lionesas, pero déjame por favor por favor hacer un poco de ejercicio antes de acostarme, que estoy cansao de tanta Xbox.
- Mira, Manolito, acabaste con mi paciencia. ¡Ahora te vas a la cama!¡Y ni si te ocurra leer!
Estás castigado.

6 comments:

Maria said...

Uy!! que recuerdos! Mi padre me castigaba viendo el Grand Prix de TVE,
¡Qué tortura!

Rosa said...

very good

ignatiusmismo said...

La vida mancha...

sansar said...

ya estás tardando...

Herel said...

Ay, esos padres que quieren dejar a sus hijos entretenidos para poder irse tranquilamente de botellón...

Kamikaze_pum said...

Yo conozco a uno, cuyo merecido al tocar las pelotas a los padres era un puñado de dinero...