Wednesday, November 08, 2006

Rumbeta bona

Barcelona es cosmopolita. Multicultural. Plurilingüe, multiétnica. Tuttifrutti. Barcelona es sol, es playa, azul y verde. La Barcelona de Gaudí, Miró y Picasso. También la de Serrat. BCN mediterránea. Barcelona es mar, Barcelona es vida. Barcelona, posa't maca. Edificios de Nouvel, Van der Rohe, Miralles y Calatrava. Tú també ets Barcelona. Tots movem BCN. Barcelona es poderosa, Barcelona tiene poder.
Pero Barcelona además apesta. Sus cloacas huelen mal. Barcelona ruidosa. Barcelona quinqui. La Barcelona del cortado a euroymedio y la cerveza a 8. Barcelona cara. Y la Barcelona mileurista. La Barcelona donde te independizas de tus padres para dependizarte de unos obligados desconocidos compañeros de piso. Barcelona del prohibido. Prohibido mear en la calle, prohibido montar en monopatín. Pero la BCN sin lavabos públicos y la Barcelona del suicidio de ir en bici.
Barcelona es poderosa. Barcelona tiene poder (especulativo).
Tracatrá

4 comments:

meirin said...

Época de cambios.STOP. Prometo que la próxima será más amena. STOP. (Que ahora es Orange).

Goathemala said...

Ni te imaginas como se parece a Madrid. Eso sí, debes añadirle ochenta veces más barro, hormigón y grúas.
Saludos.

Spacebom said...

Bueno, las cosas malas las tienen -casi- todas las ciudad. Las buenas sólo algunas.

Tengo comprobado mediante estrictos análisis (preguntando a los colegas) que cuando uno pasa mucho tiempo en una misma ciudad, esa ciudad le acaba apestando y otras le parecen más maravillosas. Pero muchas veces no nos damos cuenta de lo que tenemos.

Me callo que me pongo nostálgico.

Saludos desde Pucela.

P.D.: Creo que es el primer comentario que dejo, pero me gusta mucho este blog. Aunque no lo leo desde hace mucho, no he podido resistirme a leermelo entero.

Anonymous said...

¿Y qué decir de la Barcelona guiri? toda esa marea humana colorándose al sol en el parque Güell, o en el muelle del Maremagnum.
O la Barcelona del jubilado, de los que están las estaciones llenas pasando el rato, por el ambientillo.