Sunday, January 07, 2007

Cazador-recolector

En mi casa la cabalgata de los Reyes Magos se vive como una vuelta al Paleolítico. Dos días antes, el macho de la manada garabatea en la capa de polvo que cubre la pantalla de la tele un plano de lo que será el plan para conseguir alimentar a toda la familia a base de caramelos durante un año.
Al estilo cazador-recolector, serán los machos quienes salgan a explorar el territorio en busca de alimento, mientras que las hembras del grupo se dedicarán a recoger del suelo los caramelos y a organizarlos por sabores en diferentes bolsas de plástico.
Una de las crías macho vestirá un chaleco azul con la insignia del ayuntamiento y la palabra ‘STAFF’ y se mezclará con las presas, confundiéndolas.
Mientras tanto, el otro joven adulto buscará el mejor sitio para prepararse y atacar al rey negro, siempre el más vulnerable por estar distraído esquivando los caramelazos de otras tribus urbanas.
El macho alfa se ocupará de la presa en sus momentos finales, cuando las carrozas lleguen a la plaza, donde aprovechándose del momento de confusión, le robará al paje menos favorecido la bolsa de los Sugus, ricos en aminoácidos esenciales para el desarrollo de los huesos de sus crías.
La madre y la cría hembra se apropiarán de toda muestra de artilugios que favorezcan la recolección, ya sean paraguas abiertos al revés, aspiradores o lonas de circo, y quedarán en la retaguardia esperando la lluvia de caramelos. Así mismo, ahuyentarán con sus alaridos y olores corporales a otros ejemplares de la misma especie que intentan compartir tan ansiada recompensa.
Una vez acabada la rúa, la tribu se reúne en su guarida y hace recuento: 10 kilos de caramelos de propaganda de inmobiliarias, astillados por los golpes y la mayoría de cola –que se sabe que no alimenta tanto como un buen ejemplar de frambuesa.
Y aunque la familia sabe que la jornada no ha sido buena y que durante el año –y aprovechando las escapadas a Ikea para también abastecerse de elementos de escritura- deberá acercarse a diversas exposiciones y conferencias para equilibrar la dieta, la temporada que viene volverá a aparecer en el centro de la ciudad para pillar tajada en la migración de los Reyes Magos hacia tierras menos cálidas.

4 comments:

Spacebom said...

Escribe todos los días, ¡por favor!

Anonymous said...

Dí que no, no le hagas caso, sigue como hasta ahora.

el Óscar said...

Es más, haz como yo, no escribas nunca

Anonymous said...

Yo opino igual: disiento