Friday, February 16, 2007

Pensar con el miembro

Cuando uno se para a pensar en la humanidad, así, en general, se llega a la conclusión de que el hombre ha avanzado muy poco desde el autodescubrimiento del pene.

Un día uno se pone a mear y se da cuenta de que los huevos se han hecho punkys y a la pilila ya no se le puede llamar así en público. Al principio muy bien, jiji jaja, mira cómo crece. Mamá, no mires cómo crece. Mira lo que hago. Mira lo que hace. Coño, esto va sólo. No hay manera de controlar este cacharro.

Con el tiempo crees que logras mantener un control sobre tu miembro mediante el tantra, la automeditación y el pensamiento en focas decapitadas. Pero no. Te das cuenta de que aquello es imposible de controlar, y que quieras que no -y por mucho que lo niegues- esos sentimientos primarios que te instigan a pensar con la polla siempre estarán ahí, jodiéndote lo que podrían haber sido buenos momentos.

Con la humanidad lo mismito. El ser humano lleva ya algún tiempo por la Tierra, y han pasado cosas graves de esas que dices "coño, qué grave, a ver si no vuelve a pasar". Pero pasan. Por muy evolucionados que parezcan los móviles de tercera generación o los viajes al espacio, hay un rinconcito de nuestro ser que sigue en la prehistoria.

Ejemplos, a patadas: el deseo irrefrenable de algunos por propagar el fuego en verano viene de cuando hace 500.000 años alguien dijo: "Coñó, qué frío. Voy a encender una hoguera y QUE NADIE ME LA APAGUE, QUE NO SÉ DÓNDE ENCONTRAR GAS PARA EL ZIPPO".

Cada día muere en la obra un paquistaní sin papeles que cobraba 30 euros por 12 horas diarias trabajadas. Eso en el antiguo Egipto se llamaba esclavitud. Y ahora también se le debería llamar así.

Y cuando aún tus abuelos pueden contarte batallitas sobre lo mal que se come y se caga en los campos de exterminio nazis, algunos hijosdeputa nos vienen de nuevo con las mismas ideas primarias de exterminar a los seres humanos que no tienen su mismo corte de pelo.

Se evoluciona poco y mal. Hasta que Al Gore (oh, nuestro salvador) no invente un tipo de tantra para prolongar la paz en el tiempo, hagan un esfuerzo por respetarse mutuamente, señores.

1 comment:

UB said...

Muy bueno. Gran lucidez.