Saturday, February 10, 2007

Ya lo decía mi madre

He visto el nuevo programa de Cuatro donde una señora psicóloga sustituye las antiguamente bien consideradas par de hostias por prozak y paciencia para tratar con adolescentes conflictivos. Visto lo visto, al final de la temporada la señora psicóloga se automedicará prozak con gaseosa como poco.
Todos hemos pasado la edad del pavo. Podría decirse que de los 13 a los 39 estamos condenados a llevarle la contraria a nuestras madres y a pensar que qué sabrán ellas de la vida, cuando lo único meritorio que han hecho ha sido reforzar las costuras de las mallas del disfraz de Robin Hood dos minutos antes del comienzo de la Rúa del Carnaval y salvarnos de un sonado ridículo, o barrer la casa, calentar las lentejas y enterarse de con quién sale ahora Gonzalo Miró, todo al mismo tiempo.
Pero es que a veces las madres se ponen pesadas: "duérmete o vendrá el coco";"niño, come fruta o te quedarás como Stephen Hawking";"nene, espero que hayas recogido tu cuarto";"¿seguro que esta llamada a un 906 es por culpa de un virus en el ordenador?".
- "Niño, no bebas de la jarra. Coge un vaso".
- "Hay dos clases de personas, mamá: los que admiran profundamente a Charls Bronson y los que usan un vaso para beber. Yo admiro profundamente a Charls Bronson".
Lo que más rabia da es que siempre tienen razón. Por mucho sol que haga a las 8 de la mañana al salir de casa, si tu madre te dice "niño, coge el paraguas", será mejor que dejes tu orgullo a un lado y cojas el paraguas, a no ser que quieras volver por la tarde chorreando a casa.
La otra noche llegué chorreando y sediento a casa. Antes de acostarme fui a la cocina y por ahorrar tiempo y demostrar mi hombría al pilotito rojo del microondas bebí directamente de la jarra. Por supuesto, la tapa de la jarra se abrió y puse perdido todo el suelo. Y en vez de ponerme a gritar y a cagarme en todo los putos muertos de toda las putas jarras, se me escapó una leve sonrisilla recordando los buenos consejos que (a veces) nos dan las madres.

2 comments:

Lorena Schutz Taylor said...

y hay que escucharlas, siempre saben lo que dicen.

Anonymous said...

o por lo menos, siempre dicen que saben lo que dicen