Monday, June 18, 2007

El pelotazo

En un gesto inesperado, mi hermano me comenta que el ayuntamiento de Castelldefels se gastará la partida presupuestaria referida a la fiesta mayor en Mari Carmen y sus muñecos. Mi hermano será el técnico especialista que le meta la mano en el culo a Mari Carmen para que mueva a Doña Rogelia. Hay gente que se hizo famosa hace 30 años e hicieron más llevadera la transición a nuestros padres, así que un respeto. José María Íñigo alivió los dolores post-23F y pre-parto de muchos de nosotros. Quien salía en la tele era famoso y, por lo tanto, idolatrado por el populacho, y con razón. Hace 30 años meterle la mano en el culo a Rockefeller tenía su rollo. En el 2007, cuando por la tele salen toda clase de pseudofamosos tocándole los cojones al personal, no tanto. Por eso me sorprende que Georgie Dann, los hermanos Calatrava, Uri Geller o Mari Carmen sigan en activo 30 años después con el mismo espectáculo, siguiendo con el rollo de querer doblar cucharas doscientas veces redobladas. Se trata de vivir de las rentas del pelotazo que dieron hace 30 años cuando 20 millones de personas se enganchaban a la tele por no apetecerles follar. Igual que ahora, por cierto. Y por eso, siguiendo con el paralelismo, me imagino que de aquí a 30 años, la Patiño o Kiko de GH seguirán cobrando por inflársele la vena y por inflarle los cojones al personal, que seguirá enganchada a la tele y sin ganas de follar.
Renovarse o morir.
Algunos se han renovado, todo hay que decirlo.
José Luis Moreno, por ejemplo, de ventrilocuo a productor de éxito. O Isabel Pantoja, que pasó de entretenernos con su folklore a entretenernos con sus estafas económicas.
Aunque en estos casos, mejor era la muerte.

2 comments:

JouPow said...

Pues yo sigo teniendo ganas de follar....aunq supongo q puede ser debido a q no veo la tele cuando sale esa xusma de la q hablas.

Eso destremparía hasta a Calderón en la Cibeles.

UB said...

Suscribo todo punto por punto. Qué divertido escribes.